La espada y la piedra: Tres sencillas lecciones para adolescentes

La espada en la piedra tiene gran encanto dentro de un campo didáctico más que narrativo: En tres sencillas lecciones, la cinta es capaz de aportar lecciones básicas para la sobreviviencia de la adolescencia.

[av_dropcap1]U[/av_dropcap1]na de mis películas favoritas de Disney es La espada en la piedra. No posee la genialidad de El rey león o El libro de la selva, pero tiene gran encanto dentro de un campo didáctico más que narrativo: En tres sencillas lecciones, la cinta es capaz de aportar lecciones básicas para la sobreviviencia de la adolescencia.

Cuando vi La espada en la piedra, mi adolescencia estaba terminando, y aunque me gustaba mucho, no entendía del todo por qué, hasta hace poco que la volví a ver.

Para quienes no sepan, La espada en la piedra trata de lo suguiente:

La película se desarrolla en el medioevo y cuenta la historia del joven Grillo, un guerrero poco común: No sabe blandir una espada ni es físicamente apto para un combate cuerpo a cuerpo, su esquelética complexión lo hacen blanco fácil para cualquier predador. Sin embargo, es perseverante como pocos. Y es que Grillo tiene un sueño: ser escudero.

Debido a que es plebeyo, la posición de escudero es lo máximo a lo que puede aspirar, así que hará lo imposible por convertirse en uno, claro, si es que Merlín, el mago, se lo permite, ya que el viejo hechicero está convencido de que ese joven escuálido tiene potencial para convertirse en lo que él quiera.

Así pues, el mago intenta educar a Grillo para que alcance todo su potencial. y sólo requiere de tres lecciones sencillas, un poco dolorosas, como una terapia de shock, pero esperanzadoras:

[av_dropcap2 color=”default” custom_bg=”#444444″]1[/av_dropcap2] El pez grande se come al chico

Merlin transforma a Grillo en un pez y le enseña los peligros del mundo: Siempre hay alguien más fuerte que tú, alguien dispuesto a abusar de ti, es inevitable. ¿Qué se puede hacer? ¿Llorar? No, cuando se esté en desventaja, habrá que utilizar la astucia. Y todo esto durante una persecución mortal. Grillo consigue escapar gracias al buhó parlante Arquímides (amigo de Merlín).

[av_dropcap2 color=”default” custom_bg=”#444444″]2[/av_dropcap2]El juego del amor

En esta segunda lección, Grillo es tranformado en ardilla y en un abrir y cerrar de ojos se encuentra siendo acosado por una pispireta ardilla del sexo opuesto. El amor de los dos no puede ser, pero la chica ardilla no lo sabe. Cuando un ardilla escoge a su pareja, dice Merlín, es para siempre. Grillo le responde que su relación no puede ser porque él es un humano. Pero la chica ardilla no lo entiendo, y termina con el corazón roto. El amor es un enigma, no hay lógica, a veces magia y corazones rotos.

[av_dropcap2 color=”default” custom_bg=”#444444″]3[/av_dropcap2]Las reglas del juego

La última lección de Grillo comienza en el aire y es una especie de continuación de la primera: Merlín cumple el deseo del chico por volar y lo convierte en un pájaro. En el aire, el muchacho es atacado de nuevo por un predador, un halcón esta vez. Con la ayuda de Arquímides, Grillo escapa de su predador, sólo para caer en la cabaña de una bruja malvada llamada Madam Mim.

De nuevo, Grillo está en peligro, y ahora será el mismo Merlín quien deberá rescatarlo: En un pasaje un poco inocente y de fuerte carga moral, Merlín reta a un duelo de magia a la bruja, quien le lleva ventaja al mago gracias a una serie de trampas. Aun así, Merlín consigue derrotarla con la astucia y demuestra a Grillo que más vale maña que fuerza, al transformarse en un virus que noquea a su oponente.

El final

Aunado a las lecciones anteriormente descritas es importante mencionar lo que Merlín y Arquímides simbolizan. El primero representa una visión progresista del conocimiento, tan progresista que simbólicamente, su ciencia es vista como magia por los empleadores de Grillo, quienes se preparan para el torneo de justas medievales.

Por su parte, Arquímides representa una visión conservadora del conocimiento, donde las proyecciones a futuro son insensatas y hasta peligrosas.

Al final, Grillo parece no haber aprendido nada del mago, pero entonces, se topa con la posibilidad de ser un rey, gracias a que logra cumplir la profecía de la espada en la piedra (basada en la leyenda del rey Arturo). Las oportunidades llegan cuando menos te lo esperas y el poder llega para aquellos que no lo desean.

Con lo poco que sabe, Grillo deberá enfrentar esta nueva situación, aunque no se siente del todo preparado, pero Merlín confía en que sabe lo necesario para afrontar lo que viene de una manera exitosa, pero no estará excento de problemas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *