4 elementos básicos en las historias de Terror

Alta Fidelidad

62B

Unos colmillos afilados en medio de la noche, una turba de zombis hambrientos, una casa con voluntad propia, un fantasma iracundo, monstruos primigenios que amenazan con apoderarse del mundo o criaturas espaciales capaces de destruir a la humanidad…

Las imágenes anteriores son “paisajes” más o menos recurrentes en las historias de terror sin importar cuál sea su medio de expresión. Por supuesto, no a todos nos llegan igual, hay quienes prefieren a los zombis por sobre las casas embrujadas, o un loco con una máscara de Hookey que mata adolescentes calenturientos por sobre un alien mortífero.

También habrá que incluir en la ecuación, el contexto en el cual se creó la historia, lo que preocupaba a la sociedad en el siglo XIX no es que le quita el sueño a los habitantes del siglo XXI.

Así pues, llegamos a la pregunta ¿Qué nos genera terror?

Las historias de hace dos siglos tenían mucho que ver con los desafíos de la naturaleza hacia la ciencia (El Horla de Maupassant, Jekyll y Mr. Hide, de Stevenson o algunos cuentos metafísicos de Poe), aunque Mary Shelley se adelantó a los horrores de la manipulación científica con su Frankenstein; en el siglo XX, Lovecraft nos habló de la monstruosidad de antiguos poderes que amenazaban con destruir a la civilización, Stephen King revivía viejos recuerdos (Eso y El resplandor) con intenciones mortíferas, mientras, en el cine, un par de asesinos seriales con traumas infantiles mataban adolescentes por doquier en un festín sangriento con vísceras expuestas.

Y el siglo XXI, por lo pronto, hordas de zombis hiperviolentos amenazan con acabar con la civilización (Exterminio de Danny Boyle y Resident Evil, la saga de videojuegos), luego de varios experimentos científicos. Pero cuando no son esos monstruos canibalescos, se trata de espíritus desalmados y malévolos (El aro y La maldición) que matan a todo el que se tope con ellos en una cadena interminable, o bien, sensuales vampiros que nos ofrecen la inmortalidad a cambio de la inmoralidad (Entrevista con el vampiro y demás, de Anne Rice) o de un amor destructivo (como la serie de Crepúsculo).

Pero más allá de las diferencias históricas y de gusto, las posibilidades anteriores tienen en común elementos clave que hacen posible englobar dichas historias bajo esta etiqueta, con todo y sus respectivas variaciones y excepciones.

Las combinaciones posibles pueden ser infinitas, pero para efectos prácticos delinearé tres elementos básicos y generales que a mi gusto permiten establecer parámetros para la construcción de estas historias, además de su principal objetivo, que es: dar miedo.

1. La transgresión de lo cotidiano

Nuestro día a día se ve afectado por un suceso inesperado, que irrumpe en lo cotidiano de manera violenta: despertarnos en medio de la noche para descubrir a un horroroso fantasma ensangrentado, sentado al lado de nuestra cama; toparnos con un monstruo, ya sea, terrestre o alienígena comiéndose a un ser humano, o descubrir que un ser querido ha sido asesinado de manera brutal o rebuscada.

2. Lo desconocido

Lo anterior, debe estar sujeto al elemento sorpresa. Es decir, pase lo que pase, no debe ser sencillo explicar el suceso anterior por el conocimiento ortodoxo, incluso, podría no existir explicación alguna.

3. El ente sobrenatural

La cosa inexplicable que irrumpe de manera violenta en nuestro mundo debe ser sobrenatural, y con esto no me refiero sólamente a fantasmas: el ente en cuestión debe ser lo suficientemente extraño de tal forma que podamos deshumanizarlo.

Por ejemplo, un fantasma no es un ser humano, es una sombra o un recuerdo de lo que fue, lo mismo pasa con el vampiro, el hombre lobo o el zombi; los psicópatas asesinos deben poseer un elemento deshumanizador, una máscara por ejemplo, que nos haga sentir que no son de este mundo.

En el caso de los aliens, es bastante claro.

4. Nuestra finitud

Ahora bien, el ente en cuestión debe ponernos en contacto con nuestra mortandad, ya sea que llegue para recordarnos que vamos a morir (como ocurre con varias historias del siglo XIX) para matarnos (aunque en un principio no sepamos si es amigo o enemigo), para matar a alguno de nuestros seres queridos o para destruir a la humanidad.

Así pues, lo que nos da miedo reside más en la forma que en el contenido, no importa si son vampiros, fantasmas, aliens o un asesino sangriento, lo que importa es el universo de reglas bajo el cual se rigen estos seres. que desafía nuestra lógica y nuestra posibilidad de acción; estos seres nos hacen sentir vulnerables, impotentes y  unos simples mortales.

Blog Widget by LinkWithin

13 comments… add one

  • Luis April 21, 2009, 8:57 pm

    La condena de Prometeo: colgado y/o amarrado a un peñasco por el resto de la eternidad para que un águila (quizá también inmortal… podría ser un águila alienígena) le mordisquee su hígado tres veces al día (es un águila-alienígena tan ordenado como un día en la oficina).

    Pero como bien dices: hay horrores que nos llegan más, otros que ni nos despeinan.

    Reply
  • Palita de Pan April 22, 2009, 2:09 am

    Cierto, todos esos elementos aparecen en las películas de terror, son básicos.
    ¿Qué te parece el cine de terror actual? Para mí es un chiste, si la ves en tu casa sin el sonido sorround del cine ( que más bien eso es lo que ocasiona que pegues tremendos brincos) resultan películas chafas que no dan miedo. Con ” El Aro” sí me quedé algo siscada, pero algo así notable que me haya quitado el sueño, no.
    Me gustó tu post :)

    Reply
  • Fausto Ponce April 22, 2009, 3:07 am

    Re: Palita de Pan
    Ja, a mí también “El aro” me dejó paranóico y la versión japonesa de “La maldición”… Y con respecto a lo otro… pues, creo que usualmente las cintas de terror abusan de los recursos visuales y descuidan la historia… Disfruto más las historias de terror de la literatura, leer algo de H.P. Lovecraft, a solas en la noche es muy malviajante…

    Reply
  • Nicanor Arenas Bermejo April 26, 2009, 12:02 am

    No estoy tan seguro que la transgresión de lo cotidiano, ni la muerte, sean tan terribles: ¿no es peor, por ejemplo, en Los Mensú, por Horacio Quiroga, volver a lo cotidiano que morir escapando de esa sujeción, como terrible sería estar encadenado por toda la vida a un empleo frustrante y monótono? (Definitivamente me aterra más que la muerte).
    Claro que si quieres hacer cine (y vender muchos boletos) probablemente no abordarás esos temas, sobre todo si solo quieres “asustar” a la gente alternando imágenes perturbadoras y un audio estridente, en vez de explorar lo terrible.
    Concuerdo con Palita de Pan: el cine de “terror” actual es un chiste. Pero probablemente tenga que ver con la confusión en el uso de los términos terror y horror, tema que, estoy seguro, el autor de este bló podría abordar para deleite e ilustración de estos sus lectores.

    Saludos desde la hoguera

    Reply
  • Fausto Ponce April 26, 2009, 4:51 pm

    Re: Nicanor Arenas Bermejo

    Buen punto.

    Con respecto a la distinción de “Horror” y “Terror”, hay quienes esbozan lo siguiente: “Horror”, tiene que ver con la experiencia de un acto poco placentero (como Edipo pinchándose los ojos luego de saber que se acostó con su madre), y “Terror”, con lo que le precede, con la angustia de saber que hay un monstruo suelto que desea acabar con nosotros.

    Por otro lado, en EU, Horror se refiere al género de ficción, aunque en español se usa de manera indistinta.

    En este post, utilizo la palabra “Terror” y como el contexto atemorizante que deviene de enfrentrarnos a las constantes arriba mencionadas, un previo a la consecuencia final o desenlace (la variacion en la historia de Quiroga tiene que ver más con esto último).

    Finalmente, los cuatro elementos anteriores son generalidades.

    Saludos, don Nicanor.

    Reply
  • SuJeY June 24, 2009, 6:08 pm

    A mi me dan miedo los fantasmas, los asesinos me chocan, los zoombies me da flojera, pero los fantasmas, demonios y ruidos raros en las casas Ay mamachitaaaa!

    Reply
  • Maggie July 22, 2009, 8:53 pm

    Saludos, de acuerdo totalmente acerca del cine actual de terror, es de sueño, aunque si he notado que a la mayoría de los jóvenes les gusta tal vez por la simpleza y certeza de los eventos, en esas historias sin sorpresas. Me quedo con las verdaderas historias, mis favoritas desde Edgar Allan Poe por su ambiente sombrío y vulnerable hasta Stephen King de quien he leído varios libros y hay veces que me atrapan de tal modo que los leo sin detenerme. Y para historias de terror ya les contaré del departamento donde viví hasta la adolescencia, había fantasmas, sonidos, visiones, pesadillas. Eso es terror.

    Reply
  • pablo December 3, 2009, 7:18 pm

    La diferencia entre el “horror” y el “terror” en la literatura, es que el primer término (h) está ligado a un miedo exagerado, provenga de dónde provenga, es una cuestión universal, mientras que el segundo término (t) es un miedo dirigido e identificado a las entidades de la “tierra” o que se deriban de esta: mundos subterráneos, entierros, muertos salidos de sus tumbas, vampiros, insepultos, etc.
    Atte. Pablo Nicoli/Editor de la revista Enigmas/Perú.

    Reply
  • Alexis May 27, 2011, 9:45 pm

    Muy buen post. A mi siempre me gustaron tanto los libros como las peliculas de terror. Aunque prefiero el cine de terror “clasico” que el “actual”. Mi blog es: http://elblogdeale2011.blogspot.com

    Saludos.

    Reply
  • rocio capovila November 11, 2011, 3:02 am

    estos noes nada a los elementos que usaria yo para dar miedo.:b

    Reply
  • Fausto Ponce November 11, 2011, 5:27 pm

    La onda es que no es que los quieras usar o no, son elementos que ya se usan, es una formula que existe y existirá por siempre

    Reply
  • lara belen balocco May 2, 2012, 6:29 pm

    por favor necesito elementos para cuantos de terror como por ejemplo: cuchillos, armas, pistolas, etc.. por favor me ayudan lo necesito para mañana!! gracias

    Reply
  • M@LE July 2, 2013, 1:02 am

    NECESITO UNA LISTA DE ELEMENTOS PARA USAR EN UN CUENTO DE TERROR RESPONDAN RÁPIDO POR FAVOR LO NECESITO PARA MAÑANA POR FISSSS!!:D :P

    Reply

Leave a Comment

%d bloggers like this: