Posts

Crecí prácticamente pegado al televisior. Al menos los primeros 7 años de mi vida. Veía caricaturas casi todo el día, aunque no recuerdo cómo le hacía para hacer las tareas, pero me iba bastante bien, de hecho,intercambiaba mis calificaciones por tiempo de televisión, así que mientras hiciera mi tarea… ¿por qué debían decirme algo?

Horas y horas de caricaturas, combinadas con algunos documentales, mini series y gracias a mi abuela, algunas telenovelas. Por supuesto, lo que más recuerdo y lo que más me gustaba eran las caricaturas y luego los programas históricos. Y… ¿qué mejor si había algo que tuviera un poco de las dos cosas? Y lo había… era una caricatura llamada Érase una vez… un hombre. Read more