Hoy tiré una carta del Tarot para cerrar la semana y me apareció El carro, una carta de éxito y de responsabilidad (entre otras cosas). Ahora les contaré qué fue el mensaje que me dio.

Lo primero que me vino a la mente fue: ¿En qué se relacionan estos dos conceptos? ¿En qué el éxito conlleva responsabilidad? Sí, en parte, pero el mensaje de hoy iba por otro lado, se trata de otra dimensión de la carta y relaciona con hacernos responsables de esos actos que intencionalmente nos conducirán al éxito. Es decir, para conseguir el éxito hay que ir a tomarlo. 

Me explico. 

Si bien eso que llamamos éxito, conceptualmente, depende de varios factores, la voluntad juega un papel importante, y por su puesto también los actos que de ella se derivan. Así pues no solo basta con pensar “Quiero ser exitoso”, también hay que alinear nuestros actos con esa voluntad.

Lo anterior corresponde a la pregunta ¿qué tengo que hacer para ser exitoso? y lo que ahí s derive como por ejemplo, ¿debo jugar más en equipo? ¿debo escuchar a los demás? ¿debo ser más propositivo y defender mis ideas? ¿Debo contradecir a mi jefe y confrontarlo? Entre muchas otras.

Y luego, cuando hayamos determinado el plan de acción es importante saber si estamos dispuestos a seguirlo con todo y lo que eso conlleva. Y ahí es donde entra la responsabilidad. Y es que si estamos dispuestos a llevar a cabo un plan de acción debemos saber que habrá consecuencias; el camino estará lleno de incomodidades y situaciones no tan placenteras que nos retarán, claro habrá cosas buenas pero lo que desatará nuestras inseguridades serán esos momentos difíciles. incluso, esas consecuencias podrían ser el fracaso mismo.

Así pues, debemos saber que quizá, nuestro éxito no llegará si estamos sentados en nuestra silla de oficina sin hacer nada, y que si realmente queremos cambiar eso debemos salir de nuestra zona de confort. ¿Realmente estamos dispuestos a hacerlo? Porque los cambios conllevan esfuerzos y acciones concretas que nos llevarán a aciertos y errores. ¿Realmente queremos eso? ¿Realmente deseamos el éxito? ¿Estamos listos para llegar a él?

Hacernos responsables en ese sentido es tomar las riendas de nuestro destino y dar un paso firme hacia ese mundo que queremos para nosotros.

 

¿Te gustó este artículo? Tómate un segundo para apoyar a Fausto Ponce en Patreon
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *